martes

Monográfica sobre Comunicación Animal - Zoosemiotica. Etología Aplicada a las Mascotas en San Sebastian

¿Cuanto lleva preguntandose que piensa su mascota? El hombre también es un animal social, como tal tiene la necesidad de relacionarse con el ambiente y en el, también esta nuestro perro. Las señales producidas por un individuo, el emisor, que transmite información sobre el estado de este emisor a otro individuo, el receptor como el bramido de un ciervo macho, las señales químicas que lanzan algunos animales, el canto de un pájaro son formas de comunicación y se denomina zoosemiótica. Se denomina zoosemiótica a la comunicación celular, biológica y animal, al intercambio de señales que se da entre los animales, de cualquier especie. La ciencia que estudia estos fenómenos se llama zoosemiótica y tiene como objetivo estudiar los métodos que usan los animales para comunicarse entre sí. Los animales tienen diferentes sistemas de emitir mensajes, utilizan su sensibilidad y sus sentidos de olfato, vista, tacto, oído y gusto para emitir y recibir mensajes. Usan cuatro campos o sistemas de comunicación. El campo químico, el óptico, el táctil y el acústico, que como su nombre lo indica, todos estos los perciben a través de sus sentidos. El uso de estos, les permite abarcar olores, intensidad de la luz, movimientos y el escuchar con claridad y precisión si alguien se acerca o se aleja, etc. Por ejemplo. Un perro guardián, percibe claramente la presencia de extraños, sabe como avisar o atacar si es necesario defender a su compañero humano. Percibe claramente el olor de las personas conocidas y desconoce sin temor a equivocaciones cuando la persona que está cerca no es grata. La comunicación entre los humanos y animales de otras especies también es muy frecuente, cuando se establece una relación entre ambos, como ocurre entre el perro y su compañero humano. El animal no humano aprende qué comportamientos son "buenos" y cuales no, y después a mantener un intercambio de afecto y lealtad indiscutible.

viernes

Nueva Consultoria sobre Etologia en Donostia/San Sebastian ETOLCANIN

La tienda de Mascotas Katamotz en colaboración con Etolcanin, presenta un servicio que comienza su andadura desde el día 3 de Septiembre de este año. La “Consultoría de Etología” que tendrá lugar y será atendida en las dependencias del centro para mascotas Katamotz pretende acercar y cubrir un servicio tan demandado por el cliente, y que hasta ahora se llevaba de manos de los centros y profesionales de la educación y el comportamiento animal. En esta colaboración, el asesoramiento sobre etología canina correrá de la mano de los etólogos de Etolcanin, acercando el conocimiento sobre conducta canina a los propietarios que reclamen este servicio.

Consultoria de etologia en Donostia
Nueva Consulta de Etología en Donostia

La consultoría tiene como finalidad, recibir las inquietudes de los propietarios sobre las diferentes conductas caninas que afloran en sus perros y que por motivos varios no se pueden permitir o influyen en el buen ritmo de la convivencia con ellos. Hallar la causalidad del problema conductual será el siguiente paso, explicar de una forma clara y sencilla a su propietario el porqué de las conductas que el perro esgrime se vuelve necesario para su reconducción. Posteriormente se podrán aplicar programas que moldeen los comportamientos del perro, ayudándole a nuestro compañero a que entienda que es lo queremos de él y aumentando el éxito en los parámetros de la convivencia en compañía del animal.

Fundamentos de la Etología

La etología corresponde al estudio de las características conductuales distintivas de un grupo y cómo éstas evolucionan para la supervivencia del mismo, pautas que guían la actividad innata o aprendida de las diferentes especies, aspectos tales como el desarrollo del comportamiento, la impronta y muchos otros.

Conceptos y fenómenos decisivos como: lo innato y lo adquirido, los movimientos hereditarios, los estímulos y mecanismos desencadenantes de reacciones, el instinto, la adaptación, los procesos de aprendizaje, la conducta exploradora, el juego…..

Niveles de organización de los sistemas biológicos. El organismo y su ambiente interno y externo.

Buscar la Causa y dar una Solución

Con demasiada frecuencia todos los problemas conductuales acaban en la muerte animal debida a la eutanasia o al abandono. La etología es pionera en invertir esta tendencia.

Con tiempo, el asesoramiento de la conducta da como resultado menos de estos problemas, de modo que son rechazados, abandonados o sacrificados menos animales de compañía.

¿Cómo funciona la consulta?

Se trata de una consulta individual de 50 minutos. Es imprescindible que se acuda con el perro para poder evaluarlo.

Trabajamos con cita previa, llamando al teléfono 943 10 78 49 o cogiendo la cita directamente en la tienda (Katamotz; Calle Narrika 23 –Donostia.)

lunes

El Mundo de las Emociones. Animales.

Este artículo pretende dar a entender el mundo emocional de los animales y por lo tanto mejorar la vida y relación con los mismos. Dar a conocer la historia y trasfondo que hay detrás de las emociones, como lo que lo dispara y así manejar sus consecuencias. Quisiera pedir perdón de antemano fundamentalmente por dos cuestiones que afectan al texto y por lo tanto se trasladan al lector; la primera es por su elevada extensión. La segunda cuestión por la que quiero disculparme deriva del vocabulario empleado, que aunque habiendo puesto todo el interés en adaptarlo, puede que en algún momento, se transforme para mostrar una lectura dura.

Entender la base de la conducta y emociones en los animales, no es tarea fácil, podemos hacer volar nuestra imaginación o volcarnos en nuestro mundo sentimental, lleno de pormenores y de necesidades, pero esto no nos llevaría a comprenderlo, nos llenaría y nos reconfortaría desde el punto de vista humano, pero estaríamos lejos de la realidad.

Dentro de la psicologota humana existen diferencias con el resto del mundo animal, nuestros procesos psicológicos y cognitivos no se desarrollan exactamente igual dentro de nuestra maquina de pensar (cerebro), además otros procesos intrínsicamente ligados a la humanidad hacen su aparición en cada uno de nuestras valoraciones, la humanidad cuenta con la característica, por la que nos diferenciamos del resto del mundo animal, que moderan, en un estado equilibrado psicológicamente hablando, las diferentes resoluciones neuronales, lógicamente estamos hablando de la Ética.

La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema, y cómo se ha de aplicar posteriormente a los distintos ámbitos de la vida personal y social. Como se puede llegar a entender los animales no cuentan con esta característica, propia de la filosofía, ya que ellos (los animales) en base, ya actúan desde el principio de la proporción, el equilibrio y la justicia, sustentado desde los aspectos básicos de consecución del instinto y del proceso que la biodiversidad promueve. Por tanto, en la psicología humana, las emociones son sustancialmente criticadas por la ética y la moral.

Los animales, incluido el hombre, están diseñados con la habilidad de reaccionar a diferentes estímulos, que les permiten sobrevivir ante las problemáticas básicas de existencia. Encontrar recursos (comida o agua) y alimentarse de ellos, delimitar el esfuerzo en la consecución de las acciones (ahorro de energía), optimizando su vida y procurando la no predación. Ellos, reaccionan en el ambiente, de forma individualizada y diferente ante amenazas tanto internas como externas, siendo cada organismo el responsable de organizarse.

Bajo el imperativo biológico de subsistir, heredan características morfológicas y psicológicas, que les ayudan a alcanzar la máxima en su vida: sobrevivir y reproducirse. La carga genética provee y especifica el tipo, los procesos y las funciones que un sistema nervioso puede soportar, mientras que su forma de actuar y sentir son determinadas por otros factores no genéticos, los agentes de socialización y cognición marcaran los principios de adaptación en combinación su maduración instintiva en edad adulta.

El cerebro preparado evolutivamente para responder a ciertos estímulos interactúa con el ambiente como conjunto, cuerpo (Sistema Nervioso Perimetral) y cerebro (Sistema Nervioso Central). El cerebro y el resto del cuerpo constituyen un organismo indisociado (inseparable) e integrado por medio de circuitos regulatorios bioquímicos y neurológicos (endocrino, inmunológico y autonómico). Las respuestas se producen por el cerebro cuando detecta un estimulo o evento cuya presencia, actual o imaginaria dispara la emoción. La respuesta es automática. Por lo tanto desde el punto de vista cerebral los elementos que intervienen en su emocionalidad son el Hipotálamo y la Pituitaria; como receptores ambientales, el cuerpo cuenta con el sistema nervioso perimetral y los sentidos. Se podría explicar esta reacción con un ejemplo trasladado al humano, en donde debido a la repentina subida de la temperatura ambiental, los receptores nerviosos perimetrales repartidos por nuestro cuerpo, informa al cerebro de la necesidad de luchar contar ello, el cerebro ordena al cuerpo su enfriamiento a través de la sudoración; de la misma forma ordenara a través de un impulso reflejo el separar la mano de la fuete de calor que supera el rango de seguridad para el organismo.

En consecuencia, el organismo actúa, dando respuesta a una serie de informaciones que el cerebro en forma de acciones deriva a los diferentes órganos, preparando al cuerpo para su defensa ante la estimulación excitatoria, que produce el desequilibrio psicológico. Las principales manifestaciones que el organismo produce y reflejan que el cerebro esta expuesto a un transito emocional, son observadas en la musculación involuntaria (intestinos, glándulas salivarías, mamarias y la vejiga) y se producen también desordenes en los mecanismos metabólicos (secreciones hormonales). Ejemplos de lo anterior, se establecen en las situaciones de alta emocionalidad en el perro en las conductas de saludo a sus propietarios (su vejiga es sugestionada soltando una micción involuntaria), al ser expuesto a ruidos por inundación que sobrepasan la acción de respuesta en los animales (incontinencia urinaria), en otros casos como en la secuencia en la que el sentido del olfato informa de la presencia de alimento al perro, preparando al organismo para la ingesta produciendo una salivación abundante o el cambio de la pigmentación de algunos órganos en los animales antes situaciones de miedo o estrés (Iguanas, Camaleones, Pigmentación torno-rojiza de la pupila en algunos canidos como el perro o el lobo).

Las diferentes reacciones obligan al organismo, y gobiernan aspectos como la presión cardiaca o el almacenamiento y utilización de proteínas, lípidos y carbohidratos. Motivo por el que habitualmente y de forma llana, se explica la falta de apetito en nuestro perro por estar afectado por una alta emocionalidad, la ansiedad y el miedo, ambas emociones básicas, será necesario estabilizar el cerebro y con ello el organismo para que todo vuelva a funcionar con normalidad. La vuelta al hogar de el propietario o la desaparición del estimulo frustrante, trae el equilibrio necesario y con ello la vuelta a la calma emocional.

Emociones básicas como Miedo, temor, pánico, angustia - aceleran el corazón, respiración corta o entrecortada, inquietud vesperal. Estas, percibidas por el Sistema Límbico ayudan al animal a procesar la información y colocarlo en un estado de alerta que produzcan respuestas autónomas y que buscan un fin útil: esconderse, desplegar coraje. etc

Las emociones se escenifican en el animal en acciones y movimientos visibles apreciables (aproximación y rechazo del organismo con relación a algún objeto – falta de cooperación -) en cara (tensión en labios, ojos redondeados, fruncido de belfos), vocalizaciones (gimoteos), posturas corporales (erizamiento, cola partida, baja postura corporal). En el mismo momento, se producen cambios hormonales y orgánicos (iincremento en actividad – excitación - o decremento en actividad - calma o quietud -) estos han sido representados en estudios a través de encefalogramas que demuestran la actividad emocional. Todas estas reacciones, persiguen de una forma sencilla conseguir asegurar la existencia, por lo tanto cumplir con los dos únicos instintos con los que cuenta el perro, supervivencia y reproducción.

En estudios en los que hemos observado la aparición de las emociones, se ha podido demostrar que estas invaden el organismo incluso antes de que este pueda tener conciencia de ello. Las emociones cumplen con un papel importantísimo dentro de la comunicación, y buscan una utilidad adaptativa.

Para nuestro perro el éxito adaptativo pasa por el grado en que un individuo es capaz de controlar la asimilación del estímulo, le concede mejor probabilidad de que la superación alcance valores sea positivo. Por este motivo será importante la forma de como el animal perciba el estimulo, de ello serán responsables los siguientes factores sobre la percepción: Proximidad al evento, Época en que aprendió el desencadenante, Intensidad emocional, Repetición, Respuesta rápida e intensa, Estado de ánimo y Temperamento.

Por todo lo antes expuesto, será importante para poder ayudar en algún momento a nuestros perros, o deducir el estimulo que produce el desequilibrio emocional Permanecer atento al primer contacto. Poner atención a sus rostros, vocalizaciones y gestos. Poner especial atención en los eventos precipitantes, observar la aparición, remontarse a la fuente que desencadena y contemplar a dónde conducen.

Manuel Villar
Mas Etologia Aplicada

viernes

La importancia de la Educación de un perro

La domesticación del perro no solo has traído aspectos positivos, una mala crianza o educación de un perro puede llevar al traste una relación entre perro y humano para toda la vida del animal.

Bajo el lema de “La buena educación de un perro, habla muy bien del perro, pero su propietario mucho mas”, hemos de tener en cuenta que para que nuestro perro tenga una buena integración en esta sociedad humana, pueda convivir equilibrado y sabiendo cuales son las pautas de comportamiento mínimas necesarias para ser admitido en sociedad, ha de estar bien educado.

¿Cuales son los impedimentos para una buena educación de mi perro?

Cuando hablamos de impedimentos en la educación de un perro tendremos en cuenta tres factores principalmente: El perro, El propietario y el entorno o hábitat.

Es fundamental tener en cuenta que no todos los perros tienen el mismo carácter y son tan cognitivos, unos respecto a otros. Por este motivo, deberemos de amoldarnos al animal en cuestión para que su aprendizaje sea el mas productivo y menos lesivo posible. Necesario también, explicar que los animales no aprenden de las correcciones, aprenden del premio, es decir de la parte positiva del binomio Prueba-Error. Cuando un propietario se encuentra en la labor de la enseñanza de su perro , su actitud ha de ser serena, tranquila, firme, pero por encima de todo ha de realizar un gran esfuerzo por estar equilibrado emocionalmente, ya que el perro es un animal muy sensitivo y el desequilibrio a su alrededor solo provoca frustración y emocionalidad alta, lo que proporciona un gran problema a la hora de que el animal fije ciertas conductas.

El ambienté (hábitat) apacible, en donde sea capaz de interactuar (libre de la presión ambiental) y en donde es capaz de relacionarse tanto con otras personas como con otros perros y resto de animales, es fundamental a la hora de proporcionarle un lugar en donde se pueda encontrar a gusto y calmado, ya que si tenemos que a la hora de enseñarle ciertos ejercicios, el animal estará mas receptivo.



¿Por qué educar a mi Perro?

Educación y Formación, para la convivencia.

Un pero cuando nace, trae con el una información mínima, de comportamientos y conductas, que con el tiempo , la interacción con otros animales , el hombre y el día a día, experimentando en el ambiente, proporciona una vida mas rica y llena de experiencias.


 
Es lógico pensar que según vayan apareciendo estas incógnitas en la vida del perro (picos de estrés) serán resueltas instintivamente (en un principio) y a través del comportamiento aprendido (posteriormente) de la mejor forma para cubrir sus necesidades instintivas. Esto nos lleva a pensar que en ocasiones las necesidades de nuestro perro, pueden chocar de lleno con nuestras expectativas o con la permisibilidad de su propietario.

Por este motivo un buen programa de educación, no solo es favorable para poder controlar a nuestro perro, sino también para el perro será positiva en varios aspectos:



Vinculación:

El trabajo de educación en el que un propietario se ve inmerso al lado de su perro, los une, creando una vinculación adecuada en el binomio, fomentada en el respeto y la confianza.

Integración Social:

El perro es un animal con una etologia, muy diferente a la homínida. La sociedad humana solicita unas pautas de comportamiento, para todas aquellas mascotas que día a día interactúan con el hombre, además de exigir un comportamiento correcto por parte de propietarios de perros, lo que por otro lado es necesario para tener una convivencia adecuada.

Salud Psico-Física del Animal:

Cada día es más habitual encontrarnos en los parques o zonas de esparcimientos para animales, a los propietarios de estos no solo paseándolos, sino también interactuando con ellos, a través de ejercicios de educación básica, dentro y fuera del juego. Además de que este tipo de actividad estrecha la relación con el animal, el exponerlo diariamente a la resolución de problemas de ejecución y respuesta de ciertos ejercicios, fomenta el equilibrio emocional del perro (aumenta su seguridad, al saber que esperamos de el), vacía el vaso instintivo (necesidades etológicas) y le aporta la vía para deshacerse de la energía residual, que en la mayoría de ocasiones es la responsable de los comportamientos no deseados por sus propietarios.

Seguridad:

Otra de las circunstancias por la que el educar a un perro siempre nos reportara algo positivo, será la segundad en el manejo. No solo tenemos que pensar en nuestro bien estar y tranquilidad, sino, que a través de la obediencia básica, también estamos aumentando las probabilidades de que en un momento de extrema necesidad, debido a algún estimulo que desequilibre al animal , podáramos recuperar el control del mismo y así podamos impedir algún percance en donde el salga dañado o ponga en peligro a un tercero.
Como podemos observar la Educación Básica, esta llena de principios positivos tanto para el perro como para nosotros, sus propietarios y el resto de la sociedad con la de convivir de la mejor forma posible.

Manuel Villa y Dorado
Mas etologia Aplicada

miércoles

CONVIVENCIA: Educación, Respeto, Tolerancia

El único y verdadero espíritu de tolerancia consiste en tolerar conscientemente la mutua intolerancia
(Opinión)




Aunque en ocasiones nos gusta buscar el lado antropomórfico a las conductas de los animales, la verdad es que sus conductas distan mucho de lo que para la mayoría de sus propietarios les gusta resaltar. El perro como animal gregario se vincula a su grupo para cumplir con sus instintos, que solo son dos, el único fin en sus vida es sobrevivir y reproducirse.

No hay mas ciego, que el que no quiere ver.

Esto les lleva en ocasiones a manifestar conductas, no permitidas, desde el punto de vista de la convivencia humana, esto no quiere decir que el animal este cometiendo algún error, solo se comporta como su base de eto-especie le confiere. Cuando la adquisición de un perro se realiza en su fase cachorro, la responsabilidad por parte de su propietario es mayor, ya que, como animal que cuenta con la característica de poder ser sometido a una impronta etereoespecifica (es formado y aprende de otras especies) su tenedor, es responsable del grado de educación y socialización alcanzada en la fases más avanzadas (adulto). Cuando la adquisición es de una animal adulto, no es menor o diferente, la responsabilidad.

La responsabilidad de la educación, modificación de conductas indeseadas, socialización activa, cumplir con las necesidades de un animal y permitir que las disfrute tanto el animal como los integrantes del resto de la sociedad que convive con él, es únicamente responsabilidad de su propietario. Un perro se comportara como perro, si la persona que lo guía no lo controla e inhibe las conductas desfavorables o no admitidas en esta sociedad humana. Si, esta sociedad es humana, es necesario que nos resignemos a pensar esto, independiente mente de que tanto animalistas como homólogos en otros ámbitos luchemos en contra de esta realidad (yo me incluyo), que algún día, y con mucho esfuerzo, esperamos cambiar.

Atendiendo, a lo plasmado en párrafo anterior, no cabe duda que para que una sociedad conviva con el mayor grado de respeto y educación, tanto aquellos que quieren ser propietarios de un animal, como aquellos que no solo no quieren, sino que además, se sienten “asqueados” por esta situación de la convivencia o imposición legal de un animal, es necesario una gran cuota de respeto y educación por parte de todos. De la misma forma que yo no me subo en el coche de nadie cuando se encuentra aparcado, por mucho que me guste sus interior, o disfruto de la piscina de una residencia privada por mucho que me guste el baño matinal; los derechos de una persona empiezan y terminan en donde comienzan el del vecino.

En este caso, el derecho de un propietario de un animal comienza, por tener una tenencia efectiva, libre, y satisfactoria del mismo, de la misma forma, el derecho de otras personas no concienciadas o adversas a este pensamiento tiene el derecho de no sufrir al animal en ningún momento. El equilibrio se encuentra en la tolerancia, en la concienciación de la posibilidad de error, y en la valoración del prójimo como alguien que quiere y desea el bienestar del vecino y no su mal estar.

Es de todos sabido, los malestares que se han ido ocasionando recíprocamente, por los diferentes ciudadanos (propietarios y no propietarios de animales) que día a día han ido engordando una situación, que en estos momento ya se ha vuelto tensa entre la sociedad, segregándola e individualizándola, todos deberemos realizar una reflexión sobre nuestros diferentes actos y buscar un encuentro, para convivir, como ya he dicho antes, bajo la tela del respeto y la educación, ya que ellos, son perros, serán perros siempre, y no tienen la culpa de las acciones irresponsables del humano que los lleva integrando en esta sociedad desde hace unos 16.000 años.

Un saludo.



Manuel Villar y Dorado
Mas Etologia Aplicada.

jueves

CAUSAS DE LA AGRESION EN ANIMALES

LA AGRESION

Un animal será agresivo siempre y cuando esta estrategia incremente su eficacia. (Por ese motivo en la resolución de problemas por agresividad no tiene sentido que surja la conducta, ya que trabajemos bajo el aspecto de la extinción, y así su función resolutiva como tal.) Se podría pensar entonces que los problemas de agresividad serian de fácil solución, si no fuera porque la “decisión” de ser agresivo esta influida por un numero alto de factores.

En primer lugar, el animal se encuentra rodeado de estímulos que intentan incrementar, a su vez, su propia eficacia (Segundo Punto de la Modificación Conductual, “Modificación Ambiental”).En un segundo lugar, es entendible que no todos los recurso tienen el mismo valor para cada individuo. Un agresor podría estar gastando mucha energía, cuando seria mas eficiente el uso en otras actividades que proporcionarían su supervivencia como son el comer, aparearse o vigilar a su posibles predadores.

Atendiendo a esto la agresión implica costes en términos de eficacia (No es lógico invertir energía, en algo que puede producirme heridas, hacer que muera.) costos y beneficios de diferente valoración entre ejemplares.
Cada animal evaluara antes del lance, sus habilidades ante su oponente, contrastara la posibilidad de ganancia, pero ante la posición de debilidad rehuirá la lucha y se impondrá el abandono.

Muchos conflictos animales son ejemplo de competición de tipo contienda en la que dos individuos se encuentran y compiten por un recurso. En casos como este, tiende a haber una confrontación directa en forma de lucha. Aunque las luchas pueden ser algunas veces viciosas en los animales, en general las mismas se conciertan antes de que se llegue a producir un daño serio.

Lo animales utilizan en sus primeros lances el juego para establecer las pautas de fuerza, a través del juego se evalúa la ganancia y perdida, los beneficios previsibles no son idénticos para ambos contendientes porque el recurso es mas valioso para uno de ellos..

ASIMETRIA en la CONFRONTACION

Asumimos que un animal que puede ganar más, es probable que invierta más. Un animal hambriento probablemente luchara con mas intensidad por un trozo de comida que un animal saciado (Köning estableció esta realidad después de haber estudiado se establecía el orden jerárquico con los Buitres) como este estudio.)

También cabe esperar que un individuo que haya invertido en el establecimiento de su territorio se arriesgue más que el intruso en una confrontación. En 1976 se estableció una teoría para nombrar este tipo de actitudes por parte de los animales. (Teoría del Burgués)

HABILIDAD

La habilidad para la contienda, alterada o potenciada por el ambiente y el aprendizaje adquirido, es otro factor importante a la hora de establecer el poder en la posesión de un recurso por dos ejemplares conespecificos (misma especie). Un animal que sea capaz de valorar el poder de la posesión de un recurso del oponente en relación con el suyo propio tendrá una evidente ventaja porque puede decidir si le conviene abandonar la lucha antes de resultar herido por un elemento más fuerte. En ocasiones los animales utilizan comportamientos para dar a conocer sus intenciones sobre el recurso, en otras las señales son totalmente claras (Tamaño, Fuerza y Armas son costosos e inimitables).

Después de lo visto sobre los factores que influyen en la conducta agresiva, la respuesta a “los limites de la agresión” es que existe un nivel óptimo de agresividad por encima del cual la eficacia individual disminuye. El óptimo de la agresividad se alcanza cuando la diferencia entre los beneficios y los costos es máxima.